Pinta la fachada de tu casa. Combina los colores de las paredes con la puerta

Pensar en pintar la fachada de tu hogar es un tema muy común. Uno puede pensar “hay que pintar la fachada” y ya está. Pero, ¿cómo hacerlo? Pues, en este artículo descubrirás no solo el cómo, sino qué colores pueden funcionar y hasta qué tipo de pinturas puedes usar, preparándote para combinar los colores de las paredes con la puerta.

 

Aunque no lo creas, decidir qué color se lucirá en el frontis de tu casa no es una tarea sencilla. Hay muchos factores que debes considerar para asegurar la mejor elección, como, por ejemplo, el estilo de tu casa, el entorno o también el gusto de tu familia. 

 

Considerando ello, te presentamos distintas opciones de colores excelentes para paredes externas, con el fin de que puedas pintar la fachada de tu casa y combines los colores de las paredes con la puerta.

 

¿Qué colores debes combinar para pintar la fachada de tu casa?

 

Combinaciones con colores suaves

Los colores suaves no son tan comunes. Sin embargo, puedes utilizarlos en casas que tengan un estilo clásico, siendo combinados con colores más intensos de la misma gama, blanco o negro.

 

 

La ventaja de los colores suaves es que pueden ser empleados para dar un toque de delicadeza, dando un matiz diferente al de los colores neutros, sin causa agobio.

 

Combinaciones con colores neutros

Podemos considerar como colores neutros a los colores negro, blanco y la gran gama de tonos grises, siendo todos ellos los más empleados para pintar las fachadas y paredes exteriores de casas.

Por lo mismo, es una decisión muy buena optar por este tipo de colores, pues funcionan para cualquier tipo de construcción y, especialmente, para los de estilo moderno. 

 

 

Combinaciones con colores vibrantes

La combinación entre los colores vibrantes combinados con colores naturales o neutros es muy recurrente, pues el resultado consigue resaltar una parte específica de la construcción de tu hogar. En los estilos más actuales, esta combinación consigue lucir muy apropiada.

Si decides pintar todas las paredes exteriores de una casa con una pintura intensa, ten en cuenta que puede ser una apuesta muy arriesgada, pues no siempre queda bien o no luce adecuadamente para ciertos estilos de construcción.

 

Combinaciones con colores apagados

Si tu objetivo es pintar tu fachada con un color llamativo sin que luzca demasiado estridente, lo que tú necesitas es una tonalidad apagada o instaurada. 

 

 

Esta tonalidad es especial para vecindarios con casas contiguas, aunque vale decir que se lucen muy bien en cualquier tipo de construcción. La vista no se cansa al apreciarla y es un excelente complemento de los colores del entorno, los cuales son en general naturales o neutros.

No es que no sea posible hacerlo, pues puedes ver por tu cuenta muchas viviendas pintadas de verde, azul o rojo, luciendo muy pero muy pintorescas. La elección del color a utilizar depende de muchos factores, pero en este caso te conviene asesorarse con un profesional de la pintura y hacer las pruebas respectivas.

 

Combinación con colores tierra o naturales

Los colores tierra o naturales son muy comunes en casas que poseen un estilo rústico, parecidos a chalets o cabañas. 

 

 

Estas tonalidades se complementan muy bien con el paisaje, si es que la vivienda se encuentra en una zona rural, además de llevarse muy bien con la madera. El resultado es, por lo general, una fachada de aspecto elegante.

Ciertos colores naturales son ocres, marrones, cremas y beige. Suele utilizarse dos tonalidades para pintar las paredes externas cuando se emplean colores tierra. Por ejemplo, una tonalidad beige combinada con marrón, blanco o con una pintura de color intenso.