5 técnicas geniales para pintar los marcos de la ventana

Luego de tener nuestra casa decorada con pintura, es probable que solo nos falte algunas pequeñas cosas para lograr un la perfección. Una de estas formas es pintando los marcos de las ventanas para darle un mayor estilo a tus ambientes. Lo más importante a la hora de pintar los marcos de las ventanas es ser precavido con ni dañar o manchar los cristales. 

 

Si pintaste las paredes de tu casa y te quedaron muy bien. Pero, faltan los marcos de la ventana. ¿Pintarlos será igual que pintar una pared? ¿Por dónde empezar? ¿Se utiliza la misma pintura? Pues en este artículo responderemos a todas tus interrogantes y te conocerás 5 geniales técnicas para pintar los marcos de la ventana como todo un profesional.

 

¿Qué debo hacer para pintar el marco de una ventana?

Toma nota que estos consejos de decoración los marcos de las ventanas para que lo apliques en tu hogar y seas tú mismo quien les de un estilo maravilloso, además de resultar una idea de decoración muy económica y sin muchas complicaciones

 

1. Considera el clima actual

Parece una broma, ¿cierto? Bueno, no lo es. Debes tener muy en cuenta que, si deseas pintar tus ventanas, es necesario que te fijes cuáles son las condiciones climatológicas de tu localidad. Y, ¿por qué? Pues, porque al terminar de pintar los marcos de la ventana, deberás dejarla abierta para que seque por completo.

 

 

Sucede que como mencionamos en otra nota, el clima puede jugarnos una mala pasada a la hora de pintar. Tomando en cuenta que la lluvia, por ejemplo, puede estropear nuestros avances y tengamos que volver a pintar los marcos nuevamente, pues es el lugar que está más expuesto a este tipo de problemas. Por ello, es recomendable pintar de día y con ayuda de la luz natural para, además, tener una mejor visibilidad de nuestro trabajo.

 

2. Escoge la pintura que desees

Debes considerar qué ambiente es. Si es una zona con alto grado de humedad, como el baño, podrías considerar una pintura brillante (dado que las pinturas brillantes suelen tener más resistencia, por sobre las pinturas de mate, además que se limpian fácilmente).

Pintar el marco de una ventana se trata de una inversión necesaria que merece realmente la pena si deseamos darle un mejor ambiente a nuestro hogar, pues hacerlo cambiará la estética de la estancia y generará un impacto visual con mucho estilo.

 

 

Elegir el color ideal para pintar los marcos de la ventana nos permite jugar con las diferentes gamas cromáticas, quizá nos apetezca utilizar un color más arriesgado pero una pared completa nos puede parecer demasiado, de esta manera podremos satisfacer nuestros deseos eligiendo ese color para el marco de una ventana, sin tener que recargar una estancia con ello.

De otro lado, ¿tienes un marco de madera? Es necesario entonces que retires la pintura antigua. Para lograrlo, te sugerimos utilizar un decapante químico. Luego de decapar la superficie, debes lijar la zona con una lija de grano medio, aprovechando para alisar a tu gusto la superficie en caso encuentres muchas imperfecciones. Si encuentras agujeros, podrías utilizar alguna pasta especial para madera con el fin de cubrir las grietas (recuerda lijar después para alisar bien todo).

 

3. Selecciona la brocha adecuada y mira bien la superficie que vas a pintar

Asegúrate que la brocha o rodillo a utilizar sea de muy buena calidad. El producto final depende en gran parte de una buena herramienta.

Te recomendamos comenzar con la parte horizontal del marco, tanto la parte inferior como la superior, para continuar luego con lo demás cuando hayas conseguido el color deseado.

 

 

En tanto, si tienes un marco de aluminio, pues también tenemos técnicas para pintar dichos marcos. Sabemos que puede parecer muy difícil, pero no es imposible. 

Para empezar, lija muy bien la superficie de aluminio para que la pintura que tú le colocarás luego pueda adherirse correctamente. Luego, limpia con un trapo humedecido con alcohol de 96 grados para que eliminen las impurezas y el polvo.

Cuando ya tengas lista la superficie, pasa a pintar la primera capa con un rodillo de pelo corto. Esto permitirá que la superficie agarre de mejor forma la pintura y perdure en el tiempo. Deja secar por, al menos, 6 horas.

Transcurrido ese tiempo, aplica una capa de esmalte de poliuretano, producto que es muy duradero y, aunque tiene un olor más fuerte que otros materiales utilizados, te ayudará muchísimo.

 

4. Usa la cinta adhesiva

Es un material clave. Pega cinta adhesiva a los bordes para que, al iniciar el pintado, la pintura no los sobrepase y tengas un trabajo muy profesional.

Además, cuida mucho de no pintar el vidrio, pues en la gran mayoría de casos termina por ser un enorme problema, dado que es muy difícil retirarla.

 

 

5. Recuerda: en pintura, dos son mejor que una

Siempre pinta en dos ocasiones la misma superficie, aplicando así dos capas de pintura. Así, lograrás cubrir profesionalmente toda la zona. Si estamos en búsqueda, por ejemplo, de romper la monotonía del blanco más puro podemos arriesgarnos con un marco de ventana negro, logrando un mayor impacto que con cualquier otro color.

El negro también encaja en ambientes cálidos de texturas y tonos naturales como el blanco, la madera natural. Es muy común incorporarlo en los salones.