tecnicas para pintar paredes

Consejos que debes aplicar para pintar las paredes de tu casa

Una mano de pintura siempre es necesaria. Hacerlo te ayudará a renovar tu hogar, recargar las energías del ambiente y darle un mayor estilo y color a tus espacios. Pintar una casa es decorarla, y esta tarea requiere una alta dosis de esfuerzo y paciencia. No solo es tomar una brocha, remojarla en pintura y pasarla por la pared. Debes escoger bien los materiales, proteger los muebles, planificar por dónde empezar y saber algunas técnicas que te ayudarán en el proceso.

 

Ya sea en interiores o exteriores, decorar una casa con pintura requiere una dosis de meditación. ¿Pintar una casa es sencillo? No. Es necesario que, para definir el estilo de tus paredes, tengas claro qué color y qué nivel de acabado le quieras otorgar. Esto, claro, dependerá de tus preferencias personales, de los muebles y accesorios que posees y, por qué no, de la ‘personalidad’ que tiene tu casa.

 

 

Decorar las paredes de tu hogar con pintura es una tarea que puedes lograr de forma notable si aplicas algunas técnicas. Haciendo caso a las recomendaciones de los expertos en pinturería mejorarás el aspecto de tus paredes considerablemente y evitarás accidentes o daños en objetos. Si todavía no sabes qué debes hacer antes de pintar, con estos consejos aprenderás las técnicas para que tus paredes luzcan perfectas.

 

Consejos para para pintar las paredes de tu casa

 

Para pintar las paredes de tu casa deberás realizar algunas tareas complementarias, pero igual de importantes, que mejorarán tu proceso de pintado y te ayudarán a trabajar en adelante sin ninguna dificultad, y obteniendo mejores resultados.

 

1. Preparar la habitación

 

Antes de pintar una pared debes preparar el espacio, de manera tal que no manches el suelo u otras superficies cercanas. Usar cinta adhesiva, papel periódico y plásticos pueden ayudar a delimitar las áreas que no serán pintadas, como el zócalo y los marcos de las puertas, cubrir el suelo y proteger los muebles o accesorios, respectivamente.

 

2. Revisar de la superficie

 

Para lograr un excelente acabado, se recomienda usar previo al pintado Imprimante y/o Sellador American Colors, dependiendo del estado de la pared.

 

3. Reparar imperfecciones

 

Revisando la superficie que deseas pintar es posible que encuentres grietas y agujeros que deberás tapar con una espátula y masilla para paredes, con el propósito de darle un mejor acabado a tu trabajo. Luego de la masa seque, deberás lijar estos parches hasta nivelarlos con la pared y finalmente retirar el polvo restante con un cepillo.

 

 

4. Iluminar las zonas

 

Una buena iluminación, ya sea de forma exterior o natural o en algunos casos, artificial, te ayudará a visualizar mejor los fallos en el proceso de pintado y sabrás qué zonas son las que necesitas reforzar, en caso hayan quedado mal. Recuerda que trabajar de noche no es una buena idea; lo sabrás cuando observes la pared.

 

5. Considerar el espacio de trabajo

 

Hay que tener en cuenta el espacio que tenemos, es decir, un truco para pintar paredes de diferentes colores dando la sensación de amplitud, en su aspecto general, es que puedes elegir pintar las paredes del color que desees, pero el techo debería de ser blanco que dará una apariencia de altitud. 

 

 

6. Colores y efectos

 

El efecto de los colores sobre sí mismo lo podemos identificar en la siguiente imagen. Hay que tener en cuenta este aspecto a la hora de elegir un color. Si pintamos los muros del mismo color que los muebles tendremos una visual de profundidad, que ya os comento que se agradece mucho y un aspecto de “impoluto y orden” en la decoración del comedor, del salón o de una habitación pequeña de  la vivienda e incluso de un baño.

 

7. Contraste con el techo

 

Una idea muy buena a la hora de decorar con referencia a viviendas que disponen de techos muy altos y se prefiere dar una visual más coherente con el espacio. Sería pintar el techo con dos tonos más oscuros que las paredes. El efecto convence a cualquiera.

 

 

8. Pintar de arriba hacia abajo

 

Comenzar desde las partes más altas de las paredes, beneficiará que las gotas, que normalmente van cayendo, estarán en lugares que todavía no se han pintado. Entonces, cuando se pinte por esas partes, la nueva pintada tapará dichas gotas. De esta manera, no habrá imperfecciones debido de pintado que normalmente ocurre cuando se pinta de abajo hacia arriba.

 

El cómo se pinta una pared debe de ser divertido y por desgracia se necesita paciencia y tiempo. No todos disponemos de las cualidades necesarias, así que acudir a un profesional tampoco es una mala idea, siempre procurando tener claro los colores que te gustan. Hay que mirar revistas o catálogos, para tener una buena idea de lo que realmente nos gusta.