Los 10 colores ideales más recomendados para decorar cuartos de bebé

Seleccionar los colores adecuados para la decoración del cuarto de nuestros bebés es todo un reto, encontrar la combinación perfecta puede tomarnos mucho tiempo y generarnos algo de estrés, por eso en este artículo compartimos algunas ideas para hacer de esta experiencia una aventura emocionante.

Debemos tener en claro que la habitación del bebé debe ser un lugar acogedor, porque será parte del descubrimiento y desarrollo del nuevo integrante de la familia, como también un espacio en el que los padres permanecerán de forma casi permanente; por ello el lugar debe brindar principalmente calma, para lo cual se recomienda el uso de colores pasteles, que ofrecen un ambiente colorido sin caer en la saturación.

Al momento de pensar en el color del cuarto para los bebés del hogar pueden invadirnos muchas dudas pero también se abre una buena oportunidad para ser creativos y pensar en la mejor decoración, además de permitirles disfrutar de una cómoda estadía.

El color o los colores que elegiremos despiertan respuestas emocionales específicas. Y es que la elección de los colores para una habitación de bebé ya no solo se queda en un plano estético, sino que esos colores influyen en la energía, por eso debemos de tener cuidado porque cuando elegimos un color, sin saberlo, estamos cargando de significados todo nuestro espacio. Por ello, te ayudaremos a decidir qué colores utilizar para pintar un dormitorio de bebé.

Antes de pensar en el color, debemos definir qué es lo que expresa un cuarto de bebé. Este es un espacio de crecimiento y descanso; todo eso en una sola habitación. Es un ambiente que debe expresar tranquilidad y ser funcional para cumplir con todas las distintas actividades que los padres deseen complementar para el cuidado de su hijo.

 

Artículos relacionados

Aprende a decorar con líneas modernas

Aprende a decorar con círculos

Colores que combinan para pintar sala, comedor y cocina

 

Si bien los muebles y la decoración cumplen un papel importante, la elección de los colores de las paredes también, debido a que influyen en las sensaciones que proyecta un espacio. En el caso de un cuarto de bebél, debe ser un ambiente sereno, pero que también denote alegría. A continuación te mostraremos los colores más populares para pintar cuartos de bebé y conseguir un espacio con estilo.

 

Colores ideales para un cuarto de bebé

En este artículo podrás ver recomendaciones y sugerencias de colores de pintura para el cuarto de los bebés, con el fin de que puedas decidir de la mejor manera y lograr crear un ambiente adecuado para su crecimiento y desarrollo.

 

Amarillo

En la paleta de colores, las pinturas que presentan mayor demanda por ser bastante combinables con otros tonos encontramos al amarillo, el cual produce un efecto de alegría en la habitación, muchos representantes del mundo del arte relacionan a este color con la felicidad. Aplicar amarillo en las paredes del cuarto de tu bebé favorece la concentración del neonato, las tonalidades más intensas estimulan la memoria.

 

 

Verde

Otra opción es el verde, el cual también fomenta la concentración, ofrece frescura y transmite calma y da una sensación de relax por ser un color que prima en la naturaleza.  En un tono frío quedaría bastante bien, sobre todo por estar asociado a lo natural y otorga mucha personalidad al espacio.

 

 

Púrpura

Un color suave y sutil, muchas veces relacionado con la realeza es el púrpura y sus derivados. Tonos como el lila y el lavanda ofrecen calma con un toque de elegancia. Y, además, ¡se ve muy bien! El color no está restringido según el género, por lo que puede usarse libremente en color sólido o combinado con blanco o con diferentes niveles de intensidad.

 

Azul

Si continúas con la búsqueda de colores que ofrecen tranquilidad y alegría a la vez, el azul es una excelente alternativa. Utiliza tonos azules vibrantes y luminosos para transmitir una vibra alegre en el espacio. Puedes generar buenos contrastes si incluyes accesorios de color blanco, para dinamizar el ambiente, u objetos de madera.

 

Celeste

El celeste es un color suave que puede ir muy bien para una habitación de bebé. Se utiliza mucho para decorar el dormitorio de los hijos pues genera un espacio de relajación y, además, fomenta el dinamismo, pero debe ser usado correctamente para mejorar el aspecto visual del cuarto, y darle personalidad al espacio agregando algunos accesorios que generen contraste con este color.

Por otra parte, encontramos los colores cálidos, también conocidos como colores vivos, por ser su tonalidad más intensa. Recomendamos el uso de estos colores únicamente para detalles o zonas específicas dentro de la habitación sin recargar el espacio. Entre los colores favoritos están el rosado y el naranja.

 

Rosado

Los tonos rosados dentro de la habitación invitan al desarrollo emocional del bebé, por ser un color relajante que influye en los sentimientos, según su tonalidad se relacionarán más hacia el amor, la amabilidad, la delicadeza, la entrega e incluso la inocencia. El rosa se relaciona mucho con lo perfecto, por ello la famosa frase “la vida debería ser color rosa”.

 

 

Naranja

Así mismo, el color naranja, es predilecto dentro de los cálidos por fomentar la comunicación interpersonal, por ser un color con personalidad divertida y entusiasta. Este tono promueve el desarrollo creativo y la originalidad. Sin embargo, se debe descartar el uso de los tonos más intensos y priorizar los pasteles, porque son muy energéticos y podrían interrumpir el sueño del bebé.

Para los padres más conservadores, recomendamos pintar las paredes con colores neutros, que dan la sensación de estar en un espacio más grande y lo que resalta en la habitación ya no son las paredes exactamente, sino los detalles en la decoración, como los muebles, cuadros o figuras de acompañamiento; de igual forma, estos colores brindan la opción de renovar la habitación en distintos tiempos. Entre ellos encontramos al blanco, el marrón arena y el gris.

 

Blanco

El blanco, representa paz, pureza e inocencia, por ello estimula y unifica a tu bebé con todo lo demás que haya alrededor. El blanco estimula la actividad intelectual y ayuda al desarrollo de la imaginación, aplícalo en las paredes acompañado de detalles en tonos vibrantes para resaltar sus beneficios.

 

 

Marrón arena

El marrón arena, por su parte, ofrece equilibrio en el espacio, convierte la habitación en un lugar armónico. Juega con combinaciones en otros tonos tierra para darle más vida a la habitación.

 

Gris

Finalmente, un color antes descartado y ahora muy en tendencia para la decoración de espacios infantiles es el gris. El gris es un color intuitivo, invita a la reflexión y ofrece seguridad; sin embargo abusar de este color en la habitación podría oscurecer el espacio, por ello siempre acompáñalo con colores brillantes, recordemos que el gris no influye en los detalles, todo lo contrario, permiten que estos resalten.

 

Aplica este nuevo conocimiento, y disfruta la decoración del cuarto de tu bebé.

 

El decotutorial de American Colors