Los colores que convertirán un dormitorio infantil en un espacio de relajación

Cuando queremos decorar una habitación tenemos en cuenta estos criterios y nuestro gusto personal para añadir frescura y vitalidad con ciertos colores que logran darle, incluso, un aspecto de modernidad a nuestra casa. 

Si bien, la mayoría cree que las habitaciones de los pequeños son un lugar de descubrimiento y aprendizaje que debe estar repleto de colores y elementos que generen mucha distracción, también es bueno tener en cuenta que será necesario que exista un balance y podamos entregarles un lugar en donde puedan relajarse y que genere sentimientos positivos y de tranquilidad en ellos.

Esto no se debe malentender con aplicar colores oscuros a la habitación, sino con otros que puedan ayudarlos a descubrir nuevas sensaciones sin distraerse, sin dejar de lucir moderna y se convierta en un espacio adecuado para los niños, donde sean ellos quienes la pasen bien en todo momento.

 

 

Los mejores colores para que un cuarto de niños luzca como un ambiente relajado

Cuando pensamos en cuartos de niños, relacionamos que el color tiene que ser diverso y que podemos combinarlos para crear un ambiente en donde puedan sentirse despiertos, pero descuidamos que ellos también necesitan relajarse. 

American Colors cuenta una amplia gama de colores en pinturas decorativas para pintar un dormitorio infantil. Estos colores no solo son guiados por la moda o por alguna tendencia, sino que también se pone sobre la mesa lo que diversos psicólogos afirman: que en los primeros años de vida de los hijos, su habitación es un lugar que influye en su personalidad y su futura conducta, porque la elección del color es una decisión importante. En la siguiente guía aprenderás a cómo lograrlo.

 

Azul

Pintar una habitación infantil de azul ayudará a darle profundidad y estabilidad. Los efectos de este color son relajantes, debido a que el azul calma la mente y facilita la concentración. De la misma forma, disminuye el miedo y la tensión del ambiente, lo que lo convierte en uno de los colores preferidos y más usados para dormitorios de niños y niñas.

 

 

Verde

El verde es un color que simboliza la vida y la naturaleza. Pintar un dormitorio infantil de este color favorecerá a los sentimientos de seguridad y confianza. Es un color donde el ojo humano puede descansar, generando tranquilidad y favoreciendo a la relajación y reducción de estrés.

 

 

Blanco

El blanco es el color ideal para crear ambientes luminosos, serenes y de mucha tranquilidad. Si vamos a pintar un dormitorio infantil de este color se podrá crear una hermosa atmósfera de armonía y serenidad, que favorecerá al pleno descanso y desarrollo de los niños.

Café

Uno de los colores que se encuentran en tendencia para habitaciones infantiles es el café. El café es el color de la tierra y la madera. Conecta perfectamente con la naturaleza y genera sentimientos de seguridad, favoreciendo la sensación de confort y equilibrio en todo el lugar. Es un color perfecto para crear espacios acogedores.

 

 

La renovación de la habitación de tus hijos ayudará a mantener un buen ambiente para ellos, cuidar la armonía de su espacio y convertirlo en un mejor lugar, en donde puedan sentirse relajados para seguir explorando el mundo. Decorar una habitación de niños no es un tema menor, sino que necesita que pongamos toda nuestra atención en cada detalle. Este lugar debe ser funcional, pero sin descuidar la decoración ni las últimas tendencias de pintura, además de cada gusto.