Los colores de pintura para paredes que puedes combinar con blanco

Cuando queremos cambiarle la cara por completo, ya sea por el desgaste o porque el color de nuestras paredes ya no nos gusta, la pintamos. 

Es necesario considerar que cuando queremos decorar nuestra casa, conviene estar atento a las últimas tendencias para darle un color que la haga lucir cómoda y moderna. Una de las apuestas más seguras es elegir el blanco como color predominante o complementario. El color blanco no tiene pierde porque ayuda a mejorar la iluminación de los espacios, captando la luz exterior. 

 

¿Por qué seguir pintando con blanco?

A pesar de los años y las nuevas tendencias, el blanco sigue siendo un color muy utilizado para pintar una casa. Por ser un color neutro, luce muy decorativo y consigue destacar cualquier otro color que lo acompañe porque visualmente le aporta más luminosidad a los espacios. Visto desde otra perspectiva, es uno de los colores más sencillo de pintar. A continuación conoceremos las ventajas de usar este color en nuestra casa.

 

 

Más luminosidad en cualquier estancia

Como ya hemos mencionado, el principal aporte del color blanco es la luminosidad que le otorga a los espacios en donde se aplique. La pintura blanca refleja la luz mejor que cualquier otro color, por eso suele ser la elección predominante en ambientes menos luminosos. Sea con luz natural o artificial, el blanco optimizará el efecto y refrescará las paredes.

Texturas para ambientes dinámicos

Además de la luminosidad, el color blanco es una gran solución para crear la sensación de amplitud en espacios reducidos, sobre todo si combinamos este con mobiliario que genere contraste. La composición de cualquier ambiente pintado de blanco tendrá texturas marcadas con adecuados complementos como las alfombras, cortinas o elementos decorativos de la pared.

Unifica los espacios

Pintar una pared de blanco y añadir elementos del mismo color en ese lugar es una buena decisión si lo que se desea es unificar un espacio y darle una sensación de continuidad visual. Tener toda una pared de blanco le resta peso visual a piezas más voluminosas como el mobiliario o los accesorios complementarios.

Simple de aplicar

La pintura blanca es la más fácil de aplicar y renovar. Si se utiliza el blanco en las paredes y techos, se simplifica la tarea de cubrir los espacios, como sí se hace cuando se pinta de un color distinto en cada una de estas superficies. Por otro lado, gracias a su poder cubriente, se podrá acabar el trabajo más rápido sin necesidad de retocar la zona que se ha ensuciado o dañado durante el proceso.

 

american colors banners

 

Colores de pintura que combinan con blanco

Actualmente, muchos de los colores que son tendencia en el 2021 para la decoración del hogar son ideales para acompañar al blanco. Estas combinaciones son establecidas por especialistas a nivel mundial dedicados a la arquitectura y el diseño interior, quienes se encargan de analizar y ofrecer una variedad de propuestas para que nuestra casa se vea cada vez más increíble. 

Para esta tarea, el mejor aliado es American Colors, la marca líder de pinturas en el país que cuenta con una amplia gama de de colores que puedes utilizar para decorar las paredes de tu hogar y convertirlo en un espacio que transmita modernidad y estilo. A continuación te presentamos una guía de los colores que complementan perfecta y armoniosamente con el blanco, y que pueden resultar en la mejor apuesta para pintar tu casa en este 2021.

 

Beige

Para los diseñadores de interiores, el beige es el mejor tono neutro para decorar. Este color se encuentra en tendencia porque es fundamental para estilos minimalistas, evocando la simpleza de las telas crudas. El beige es un color que complementa perfectamente al blanco porque crean un entorno deslumbrante y elegante, especialmente en salas de estar.

 

 

Verde

El verde es el color que representa la armonía y la renovación porque nos recuerda a la naturaleza. Cuando un espacio necesita la energía de las plantas, las paredes de verde serán el toque de vida que se necesita, sobre todo en salas o jardines. En blanco es la alternativa perfecta para acompañar este color, pues ayuda a crear ambientes más frescos.

 

 

Azul

El azul es un color relajante y estabilizador para el hogar. Existen muchos tonos atractivos para decorar con azul y todo combina perfectamente con el blanco, luciendo elegantes. La unión de estos colores da como resultados ambientes más pulcros y prolijos sin necesidad de sacrificar alguno para que el otro tome protagonismo.

 

 

Gris

Las paredes grises logran que los espacios parezcan más espaciosos. Cualquier ambiente pintado de gris lucirá elegante y sereno, y se adapta a cualquier tipo de decoración sin ningún problema. Si queremos decorar una sala con gris, el blanco será el color ideal para complementarlo, logrando que se vea particularmente más sofisticado y artístico.

 

 

Negro

Si bien el negro es una apuesta arriesgada en cualquier estancia, es también esto lo que lo hace especial. Un ambiente decorado con este color es inesperado y contundente. Para generar un adecuado balance de colores y captar mayor atención, el blanco es el mejor recurso, pues ayudará a recibir mucha más luz y creará buenos contrastes.